PRONÓSTICOS DEL TIEMPO A LARGO PLAZO

 

 

 

 

 

 

Predicción de E.N.S.O.s

 

(grandes alteraciones climáticas globales)

 

Alertas meteorológicas

Previsión a largo plazo de situaciones de riesgo sobre la Península Ibérica

 

Vaticinios del Hermano Cándido para 2017

 

Pronósticos para 2017

Por Fray Lamberto

 

Enero y febrero 2017

 

Marzo 2017

 

Abril 2017

 

Mayo 2017

 

Junio 2017

 

Julio 2017

 

Agosto 2017

 

Septiembre 2017

 

Octubre 2017

 

 

Por Sor Inés Varea

 

 

Aleluyas otoñales de Fray Lamberto para 2018

 

Vaticinios del Hermano Cándido para 2018

 

Pronósticos mensuales para 2018. Por Sor Inés Varea

 

Enero 2018

Febrero 2018

Marzo 2018

Abril 2018

Mayo 2018

Junio 2018

Julio 2018

Agosto 2018

Septiembre 2018

Octubre 2018

Noviembre 2018

Diciembre 2018

 

 

 

Volver a la página principal

 

Iniciamos una nueva etapa en nuestros pronósticos del tiempo a largo plazo. La ciencia moderna se ha estrellado contra el muro del caos y de la indeterminación, especialmente en la escala macroscópica. La potencia computacional ha mejorado enormemente las predicciones en los plazos cortos, y aun así ha de jugar continuamente expresándose en términos probabilísticos. Pero lo que le está vedado por completo son los plazos largos. Los pronósticos estacionales actuales son vagos y poco fiables. La utilización de índices como la N.A.O., el E.N.S.O., etc., o las teleconexiones, son igualmente poco útiles a la hora de valorar estaciones, añadas, y más aún, bienios secos, lluviosos, etc., sobre un determinado territorio. Y menos aún de precisar los períodos lluvioso o secos con una cierta aproximación.

Es hora de volver los ojos hacia la Astronomía y valorar el peso influencial del devenir lunar y planetario del Sistema Solar sobre la máquina climática terrestre. Que es lo que la ciencia moderna desechó al evolucionar la Meteorología a sus patrones actuales, sobre todo a partir de la II Guerra Mundial.

Cedemos la elaboración de los pronósticos que iniciamos en 1999 a tres personajes religiosos que, desde sus retiros espirituales, cultivan esa Meteorología Tradicional que busca en los ciclos lunares y planetarios el poder aportar unos pronósticos a largo plazo fiables, muy necesarios para diversos sectores socioeconómicos sensibles a la variabilidad de la atmósfera. Que contemplan una visión del problema de la predicción del tiempo y del clima en la línea del sacerdote italiano Giuseppe Toaldo, del naturalista francés Lamarck, del polifacético Mathieu (de la Drôme), o de los ingleses Stephen Martin Saxby y Walter  Lord Browne. Y en España del catedrático de Meteorología José Garriga, del matemático José Mariano Vallejo, de Francisco León Hermoso (Noherlesoom) o el sacerdote agustino Ángel Rodríguez de Prada.

 

José Luis Pascual Blázquez    10 diciembre 2015       

 

 

Volver a la página principal